Como en un videojuego, hemos hecho un montón de mejoras en nuestra vida en el refugio.

1) Megacama: empezamos durmiendo en el suelo. Luego conseguimos unos cartones. Más adelante, unas colchonetas… Ahora tenemos tatami japonés y futón con todos los extras, menos la almohada. No se puede tener todo.

Compo01

2) Ocio: tenemos tele en el refugio.

20160422_185642

Y… Podemos ver pelis en el edificio internacional del campus. Entre los títulos disponibles, grandes joyas del cine como Regreso al FuturoIndiana Jones o La Princesa Prometida.

3) Familia: la nuestra está muy lejos, así que esta familia ha decidido adoptarnos. Ya tenemos abuela japonesa.

20160418_204055

4) Descanso: las profes de la escuela nos han llevado a unos baños típicos japoneses (onsen). La primera vez que vamos. Menos mal que vino el terremoto ;-p.

20160420_100842

5) Comida: en el refugio, algunos voluntarios cocinan sopa y hacen onigiris. Nosotros hemos descubierto que ya hay algún restaurante abierto, así que…

6) Actividad física: como estamos en un gimnasio, tenemos todas las herramientas necesarias para hacer algo de ejercicio. Si hace buen día, podemos jugar a tenis, béisbol, voleibol, baloncesto… Pero hay gente con movilidad reducida. Estas personas necesitan moverse para combatir el llamado economy class (los dolores y rampas que suelen producirse en vuelos largos si viajas en la clase turista o “economy class” en inglés). Para ellos, los voluntarios realizan dos o tres sesiones de Radio Taiso al día. Y os preguntaréis ¿Qué es eso del Radio Taiso? Radio Taiso de verdad

En resumen, que aquí se está muy bien y en una de estas ya no queremos volver a casa.

Anuncios